Para un amigo pido Reiki.

Pido una oración para un hermano.

Os pido la luz de una vela para un alma afín.

Pido que deis las gracias por haberlo tenido cerca, por haber escuchado sus palabras y haber disfrutado de su risa.

Pido que sonriáis con su sonrisa.

Pido que améis como él ha amado a los que tenía cerca.

Pido un soplo de vuestro hálito divino para alimentarle.

Y doy las gracias por haberle conocido, por haber compartido momentos, vinos y confidencias.

Doy las gracias porque me ha escuchado y me ha entendido.

Doy las gracias por sus abrazos.

Doy las gracias a quien nos unió en un curso, porque la vida ha sido mejor con su presencia.

Gracias por los consejos y por sus sabias palabras.

Gracias por tu tiempo.

Es la hora cercana y os pido un nuevo esfuerzo, un instante de vuestras vidas para un pensamiento positivo para un deseo que encierra una bendición con su nombre.

Os pido una sonrisa como mejor homenaje a quien ha sabido sonreír.

Os pido un homenaje: un cambio en vuestras vidas porque él sabe cambiar; un abrazo a los que tenéis cerca porque él sabe abrazar; una palabra amable; un saber escuchar,…

Un homenaje que encierre la gratitud y el Amor que puedo sentir por él.

¡Qué mejor homenaje que tenerte presente!