El 14 de noviembre voy a impartir, junto a otros maestros de Reiki, el curso de TERCER NIVEL DE REIKI.

Antes de  abrir el plazo para la solicitud de inscripción (unos quince días antes de la fecha del curso) he considerado oportuno hacer una reflexión sobre lo que significa para mi este taller. Creo que es conveniente que la leas si deseas participar. No solamente leerla, sino reflexionar, y posteriormente meditar, sobre todo lo que digo aquí.

Por favor no solicites participar en el curso hasta que se abra el plazo de inscripción que será, aproximadamente, 15 días antes de la celebración del taller. Gracias.

 

En los cursos suelo decir que todo el mundo debería conocer el Reiki y que todos deberían tener el primer y segundo nivel, herramientas maravillosas para elevar el nivel de vibración y buscar tu sanación y la de los demás.

Cuando algún alumno me habla que quiere hacer el tercer nivel de Reiki me hace reflexionar sobre lo que significa realizar este curso.

Entiendo el tercer nivel como un compromiso conmigo mismo, con mi crecimiento personal y espiritual.

En este nivel una persona ya conoce la práctica del Reiki y no puedo concebir que pretenda acceder sin practicar Reiki. La práctica es lo primordial en esta técnica porque es la que conlleva la elevación del nivel de vibración de esta persona; los meros conocimientos teóricos, intelectuales, no sirven para nada. Puedes ser una enciclopedia de Reiki y vibrar en las frecuencias bajas del ego. Prefiero que no sepas nada de teoría pero que lleves la práctica a cada momento de tu día a día.

Creo que una persona que solicita participar en este curso tiene su propio camino de crecimiento personal/espiritual, ya que la práctica continuada del Reiki te abre la puerta a este tipo de recorrido.

Por otro lado no se puede comprender que alguien quiera realizar este curso y no esté poniendo en práctica los cinco principios del Reiki.

Como sabéis, aquellos que habéis hecho los dos primeros niveles conmigo, doy importancia a explicar estos cinco principios y considero primordial el llevarlos a la práctica diaria. Soy consciente de la dificultad porque nos han enseñado justo lo contrario y tenemos que desaprender para poder incorporar estos nuevos conceptos en nuestra vida (vaciar el vaso para poderlo llenar de nuevo). Si no llevas a tu vida estos cinco principios, ¿para qué quieres hacer un curso de tercer nivel? ¿qué nivel de compromiso tienes contigo mismo? ¿y con el Reiki? ¿Por qué eliges seguir sufriendo, cuando el sufrimiento no te permite elevarte?

Disculpadme pero no concibo el desear hacer un tercer nivel de Reiki cuando has olvidado practicar los cinco principios.

Si quieres realizar este curso, por favor, reflexiona sobre estos tres temas:

  • ¿Estás practicando Reiki? ¿Contigo? ¿Con otras personas? ¿A distancia?
  • ¿Tienes trazado un camino personalizado de crecimiento? ¿Qué tareas llevas a cabo para andar por este camino? ¿El Reiki está incluido en él?
  • ¿Estás llevando a tu vida el aprender a no preocuparte? ¿Eres capaz, ya, de no enfadarte? ¿En tu vida existe el respeto a los demás, a todas las formas de vida? ¿Disfrutas con tu trabajo? ¿Eres consciente de la importancia de disfrutar con aquello que haces? ¿A lo largo del día te detienes para dar gracias por todo aquello que tienes?

Por favor, reflexiona sobre estas preguntas y saca tus propias conclusiones.

Estoy abierto a que entres, como alumno, al tercer nivel de Reiki. La responsabilidad sobre tu vida y tu crecimiento es exclusivamente tuya; pero antes de solicitar la participación se sincero contigo mismo y si tus respuestas a las preguntas anteriores son negativas te agradezco que aplaces tu solicitud hasta el momento en que cambies tu forma de vivir.

Gracias por leerme.